Home » Filosofía lean » Taller de bicicletas

Taller de bicicletas

Para mejorar la eficiencia, calidad y seguridad de los equipos, se emplea el TPM con el objetivo de conseguir cero defectos, cero accidentes y cero paradas. Es necesario para ello involucrar a las personas estipulando una dedicación concreta cada cierto tiempo para realizar unas tareas de mantenimiento determinadas. Hoy hemos pasado 3 horas desmontando una bici, ¿con qué propósito?

Por un lado, limpiarla completamente para dejarla como estaba cuando se compró nos permite al mismo tiempo detectar anomalías para poder corregirlas bien en el momento o bien más adelante, pero dejando constancia de que debe hacerse.

Y, por otro lado, para aprender a realizar las labores de mantenimiento correspondientes y hacer anotaciones de cómo llevarlas a cabo y en qué orden, es decir, para poder estandarizar este proceso y perfeccionarlo, de forma que en futuras ocasiones no se haga peor.

Parece sencillo, ¿no? Pues se hace poco, y mucha gente podría haberse evitado quedarse tirado a kilómetros de casa o unos cuantos accidentes desastrosos si se hubieran hecho estas “revisiones” periódicas.