Home » Sin categoría » Aplicación de los cinco porqués a una situación real

Aplicación de los cinco porqués a una situación real

El otro día, mientras me encontraba usando el ordenador (obviamente estudiando la asignatura de Lean Manufacturing), dejaron de cargarme las páginas de internet. Tras hacer lo típico que hacemos todos en estas situaciones (desconectar el ordenador de la red WIFI y volverlo a conectar, resetear el router…) y dado que justo acababa de estudiármelo, decidí tratar de detectar el problema aplicando los cinco porqués. El procedimiento seguido fue el siguiente:

  • Dejan de cargar las páginas de internet.
  • ¿Por qué? Porque el ordenador tiene conexión al router pero sin acceso a internet, según me indica una señal amarilla en el menú de conexiones.
  • ¿Por qué? Porque el ordenador está conectado al router, pero el router no está conectado a la red de internet. Ello me lleva a acercarme al router y comprobar si existe alguna anomalía.
  • ¿Por qué? Porque el cable que conecta el router a la red está cortado. Junto al cable, detrás del mueble, veo un caído cuadro que antes estaba colgado en la pared.
  • ¿Por qué (está el cable cortado)? Porque al caerse el cuadro, justo ha caído sobre el cable y lo ha cortado.
  • ¿Por qué (se ha caído el cuadro)? Porque el gancho que lo unía a la pared estaba flojo y acabó cediendo.

Solución: Colocar un nuevo gancho para colgar el cuadro y sustituir el cable del internet.

Efectivamente, tras reemplazar el cable, el internet volvió a funcionar. Esto me sirvió para comprobar que, aunque a veces lo estudiamos de una forma demasiado teórica, lo que se nos imparte en clase tiene una aplicación real y, en muchas ocasiones, más allá del mundo de la industria y de la empresa.