Home » Sin categoría » El aprovisionamiento no es una tarea sencilla

El aprovisionamiento no es una tarea sencilla

El aprovisionamiento de materiales a una línea de montaje no es una tarea sencilla. Aunque a primera vista de la sensación de que todo el proceso de fabricación deba centrarse en el producto a fabricar, el aprovisionamiento de las materias primas desde el almacén a la estación de montaje es una tarea crítica en el proceso. Y, en muchas ocasiones, de enorme complejidad.

A la hora de diseñar el proceso de abastecimiento a las estaciones de montaje, es imprescindible responder a una serie de preguntas: ¿cuál es el stock mínimo que debo tener en cada estación para evitar roturas de stock?, ¿es posible almacenar dicho stock mínimo junto a la estación?, ¿debo establecer un sistema call o por el contrario realizar rutas periódicas de suministro?. Para responder a estas preguntas, se debe recopilar una serie de datos básicos sobre cada estación de montaje y los materiales que en ella se emplean. A partir de estos datos, podremos establecer un método general para la mayoría de las estaciones e identificar las estaciones que se salen de “lo normal” (ya sea por las dimensiones de los materiales que emplea, la demanda de materiales en dicha estación…) y determinar la manera de suministro concreta para cada una de dichas estaciones.

En nuestro caso estudiado la semana pasada, donde se estudiaba el suministro a una línea de montaje donde se fabricaban 750 vehículos diarios, se empleaba un sistema de reparto periódico de materiales a las estaciones de montaje. La mayoría de las estaciones podían ser abastecidas con menos de un lote diario de cada tipo de pieza, por lo que se decidió mantener el método de repartos periódicos, mientras que un grupo pequeño de estaciones contaba con una demanda de material notablemente más elevada o con un stock mínimo que por sus dimensiones no podía ser almacenado junto a la estación. Por ello, el siguiente paso sería analizar las peculiaridades concretas de cada una de ellas, donde el sistema call (el operario activa una señal cuando la disponibilidad de material alcanza cierto nivel) podría suponer una buena alternativa para la mayoría de éstas estaciones.