Home » SMED » Pit-Stop Ricciardo: cuando el SMED sale mal y te cuesta el GP

Pit-Stop Ricciardo: cuando el SMED sale mal y te cuesta el GP

Nos encontramos en el GP de Mónaco del 2016, a la 32° ronda el piloto Ricciardo fue llamado al box por el equipo, él una vez cambiadas los neumáticos intermedios se ha encontrado con su RedBull sobre sus potros sin los nuevos neumáticos soft. Este Pit-Stop mal organizado costó el triunfo en el Gran premio, eso ocurrió porque los mecánicos se habían olvidado las gomas y el tiempo de paro se alargó mucho (20″ en una carrera de Formula1 es un montón!!).

Comparando este error en el Pit-Stop de Ricciardo con el caso empresarial, se puede entender la importancia del SMED como herramienta, el tiempo de set-up de una maquina es equiparable al tiempo del Pit-Stop de Formula1.

¿Entonces que pasó en esa fase en el box de RedBull? 

Lo ha explicado el team manager Christian Horner: “Queríamos montar los neumáticos soft para acabar la carrera, pero al último instante hemos decidido de poner las super soft, dado que Hamilton había montado las ultra-soft” Se ha descubierto después que las gomas que querían estaban en la parte trasera del box, y entonces no a mano. Un error banal que ha costado el Gran Premio al piloto australiano.