Home » Sin categoría » Toyota

Toyota

¿Cómo puede transformarse una pequeña compañía de elaboración de tela en una empresa internacional en Japón?

Mientras en Europa estaba la revolución industrial y los avances tecnológicos, Japón tenía que tomar la decisión de unirse a esa “revolución” o quedarse atrás para siempre. Japón necesitaba inventores, y fue cuando Sakichi Toyoda aprovechó su oportunidad. Diseñó un telar que mejoró considerablemente al que usaba su madre en su trabajo. Patentó en 1894 si primer invento, un telar de madera que se operaba manualmente. En 14 inventó una máquina que devanaba un hilo en un carrete, y tres años más tarde inventó el primer telar automático en Japón. Esto le permitió abrir una gran compañía.

Después de unos 20 años hubo una gran recesión en Japón. Sakichi Toyoda propuso una inversión muy importante en investigación y desarrollo, pero en su compañía nadie entendía esto, y le culparon de ser el culpable de los problemas financieros por los que pasaba la empresa; por eso, fue echado de sus propia compañía. Perdió incluso el derecho de muchos de sus inventos.

Luego, Sakichi Toyoda después de estar en América llegó a Japón inspirado, en relación al mundo del automóvil. Fundó una nueva compañía de telas: Toyoda Spinning and Weaving. De esta manera consiguió fondos y unos ingresos fijos. Por ello, empezó a soñar con diseñar su propio automóvil.

En 1929 Sakichi Toyoda vendió los derechos de su telar por un millón de yenes, dando el dinero a su hijo y solo poniendo una condición: que se lo gastara en el desarrollo de la producción de un automóvil. Kiichiro Toyoda, su hijo, aceptó el reto.

Kiichiro Toyoda visitó a los principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos y regresó a Japón convencido de que podría construir un automóvil. Pero al poco tiempo su padre murió. Sin embargo, su hijo trabajó duramente en la compañía de su padre y en pocos años consiguió fabricar el primer motor para Japón. Luego empezó una fabricación en masa, y cambió el nombre por Toyota.

Más adelanta, Tichi Ono, un jefe de sección en el taller de motores, con pasión por la eficiencia, se dio cuenta de que para ser tan productivo como los estadounidenses (en aquel entonces decían que un estadounidense era 9 veces más productivo que un japonés) era necesario dejar de fijarse tanto en las personas, y fijarse más en los procesos.

Estos fueron los comienzos de lo que hoy en día es Toyota Motor Corporation.

https://www.youtube.com/watch?v=n73v4pmppGw

https://www.youtube.com/watch?v=PWtqx-v8a8Q