Home » Filosofía lean » Lean Manufacturing – Teoría vs Práctica (2/2)

Lean Manufacturing – Teoría vs Práctica (2/2)

Volviendo a las buenas prácticas, me gustó ver que un evento Kaizen se lleva a cabo de forma muy similar a lo visto en clase, la única diferencia fue que no se paran máquinas, pero es obvio, es imposible parar todas las máquinas y tener a tanta gente realizando evento kaizen. Además, he trabajo con datos recogidos de los distintos eventos kaizen realizados en línea por distintos equipos y se observan mejoras, así que es un aliciente, sin embargo; eso de que todo lo que sale de un evento kaizen debe de llevarse a cabo… hum, como que unas cuantas oportunidades se echan atrás por causas económicas e incluso pienso que por comodidad, pero nuevamente, es sólo mi opinión, la realidad es que tras una larga lista de propuestas, en torno a un tercio se llevan a estudio más intenso, eso sí, se localizan puntos de mejora que no se conocían.

El último punto trata sobre la facilidad y herramientas de comunicación que existen, bien sea con los trabajadores (buzón de sugerencias, paneles informativos, kamishibai…), del proceso (equipos de trabajo, panel de mando, estándares de trabajo), seguridad, etc. Mi experiencia es que prácticamente todo las herramientas vistas en clase, existen dentro de la planta, todas ellas colocadas en distintas ubicaciones según convenga, hasta ahí perfecto. Pero tengo una experiencia no tan positiva, un día tratando un problema con el ingeniero de layout, propuse una solución a través de crear un mecanismo que no existía, solucionaba el problema así que él mismo me dijo… “preséntalo como mejora de planta, mi aprobado ya lo tienes, vamos a ver si se podría construir y lo presentas”, yo no muy convencido, hice los planos y lo presenté, todo bien, sin problemas, la gente lo iba aprobando, hasta la hora de llegar al punto de retribución, donde a día de hoy sigue estancada, nuevamente mi opinión, que la siguiente vez ya no presenté nada, lo hice y punto, no está valorado del todo. En conclusión, está bien tener las herramientas de comunicación accesibles, sin embargo no sirve de nada un muestrario si no se le da finalidad o utilidad a la información.

Por último, hago una especie de resumen de lo anterior en forma de tabla, que siempre ayuda a entender las cosas mejor de forma rápida.

Teoria vs. práctica

Con esto pongo punto y final a mi entrada, sé que me he explayado demasiado, pero creo que merecía la pena realizar un resumen de todo el curso y ser un poco crítico relacionando la teoría vista y la aplicación que se le da en la empresa en la cual cada uno forma parte. En mi caso, entender Lean me ha ayudado a entender muchas cosas de la empresa.

Me despido realizando mi última entrada del curso, gracias por leerme y compartir esta experiencia. Un saludo.

David del Valle Milán