Home » Sin categoría » Semana 7 : Los sistemas pull en la filosofía Toyota

Semana 7 : Los sistemas pull en la filosofía Toyota

Hola, hoy voy a hablaros de los sistemas pull y su utilización en el TPS.

Un sistema de pedidos pull buscar recibir los productos sólo cuando realmente se necesitan tratando de reducir al máximo el inventario existente. En el modelo Toyota, debajo de los sistemas pull se encuentra el estado ideal de la fabricación just in time: entregar al cliente lo que desea, cuando lo desea y en la cantidad que desea.

Un ejemplo que todos hemos visto de un sistema pull son la mayoría de supermercados. Éstos tienen una pequeña cantidad de inventario en un almacén interior en base a históricos de compras y predicciones de la demanda futura. Los clientes van consumiendo los productos que desean de las estanterías de la zona “visible” del supermercado y una persona encargada de la reposición va revisando cada cierto tiempo qué productos faltan y los va reponiendo desde el almacén interior. Hasta aquí todo parece lógico, sin embargo, la clave del sistema viene con lo siguiente. El reponedor no sólo se preocupa de rellenar las estanterías sino que solicita al proveedor los productos que ha empleado para rellenar dichas estanterías de forma que diariamente (o con mayor frecuencia según el supermercado) el supermercado recibe exactamente lo que los clientes han consumido. Un claro ejemplo de sistema pull.

El sistema de Toyota funciona de forma muy similar a este ejemplo. No se trata de un sistema de inventario completamente nulo sino que depende de pequeños almacenes controlados que se van rellenando mediante un sistema pull. Estos pequeños inventarios, a pesar de que la filosofía lean busque eliminarlos son necesarios debidos a las interrupciones naturales del flujo desde la transformación de materia prima hasta el producto terminado.

Esto parece sencillo si pensamos en un supermercado como Mercadona en el que un reponedor no tarda más de un par de horas o tres horas en recorrer todas las estanterías anotando y reponiendo lo que los clientes han consumido. Sin embargo, cuando se trata de fábricas grandes donde los proveedores pueden que estén ubicados lejos de la línea de producción es necesario un sistema que indique cuándo se ha usado una pieza y de qué tipo era. En este momento es cuando aparecen las llamadas tarjetas (contenedores, carros,…) un kanban.

Un kanban es una señal que indica que hay que rellenar una pieza o un conjunto de piezas que se han consumido, pero, hablaré de ello con más detalle en la próxima entrada, de momento nos quedamos con que es el método que nos permite gestionar un sistema pull.

 

kanban

fuente: www.mtmingenieros.com

Para terminar esta entrada voy a daros diferentes ejemplos para que veáis como en muchas situaciones de nuestra vida diaria observamos sistemas pull “rellenados” como el del ejemplo del supermercado.

El primer ejemplo es el del depósito de la gasolina, la mayoría de nosotros tenemos coche y hemos ido más de una vez a llenar el depósito a la gasolinera pero….¿hemos planificado con antelación cuando íbamos a llenar el depósito? Claro que no! Cuando observamos que el indicador de la gasolina está llegando a la zona de reserva (o la mayoría nos esperamos a que ya esté en ella, nos gusta apurar….) vamos a la gasolinera y rellenamos el depósito. ¡Esto es un sistema pull!

Otro ejemplo similar al anterior y que todos usamos casi a diario es el de la batería del móvil. Nadie planifica si a las 17:00 o a las 21:00 va a cargar el teléfono, sin embargo, a medida que la batería se va consumiendo una señal en la pantalla nos lo indica e incluso cuando entra en una zona “próxima a agotarse” nos da un nuevo aviso para que “repongamos” esa batería consumida.

Y como estos hay muchos ejemplos en nuestra vida diaria…¿se os ocurre alguno?

Me despido hasta la próxima entrada.

Carla.

Fuente: JEFFREY K. LIKER. Las Claves del éxito de TOYOTA.