Home » Sin categoría » Entrada 5: El desarrollo de Lexus.

Entrada 5: El desarrollo de Lexus.

Este post surge durante mi lectura del libro “Las claves del éxito de Toyota: 14 principios de gestión del fabricante más grande del mundo”, en uno de sus capítulos el autor explica cómo es aplicado el modelo Toyota llegado el momento en que la empresa decide diseñar y poner en marcha una gamma de coches de lujo, llamada Lexus. A continuación mi objetivo es resumir brevemente dicha historia y resaltar los principios clave que se ven reflejados.

La idea inicial surge de un ejecutivo de Toyota que trabajaba en EEUU, el cual se percata de que todos sus compañeros y asociados empleaban Mercedes y BMW en vez de Toyota, ya que eran coches más adecuados a su estilo de vida. A raíz de esto dicho ejecutivo decide comentar la idea con la dirección, al principio encontró oposición, debido a que el objetivo de Toyota era fabricar coches económicos de alta calidad y con bajos consumos, pero tras analizar bien la oportunidad que se presentaba ante ellos decidieron continuar y para ello crearon un nuevo canal de ventas con un nuevo nombre.

Para empezar con buen pie el diseño del nuevo modelo de coche se trató de escuchar las preferencias del cliente y hacer benchmarking de la competencia. Aquí entra en juego uno de los principios que explica el libro: “tomar decisiones detenidamente y consensuadas, considerando todas las opciones, para poder implementarlas rápidamente”.

Por lo tanto, el proyecto Lexus empieza con una evaluación de las metas del vehículo, para ello se hicieron entrevistas a personas del perfil al cual iba dirigido. Toda la información recogida se resumió en una tabla donde se expresaban las razones de compra y rechazo de coches de lujo en los años 80, la cual se muestra a continuación:

1

En esta clasificación la importancia de la fuerza emocional en la elección rompió los esquemas iniciales de los ingenieros de Toyota, ya que ellos consideraban el coche como un vehículo de transporte y no como un ornamento. Esto les hizo darse cuenta de que en el desarrollo de un nuevo producto muchas veces las apreciaciones subjetivas y los datos cualitativos toman mayor relevancia que los precisos estudios de ingeniería.

A partir de dicho análisis se consiguieron desarrollar unos objetivos cuantitativos para el Lexus, que aparecen resumidos en la siguiente tabla (columna Celsior) en comparación con otras marcas:

2

Observando la tabla nos damos cuenta de que las características que se quieren controlar entran en conflicto entre sí, es decir: mejorar el consumo de combustible está en armonía con reducir la masa del vehículo; sin embargo, al reducir la masa se incrementa la sensación de ruido.

Para solucionar este problema el responsable del proyecto Lexus lo que planteo fue que no debía amortiguarse el ruido existente, sino que debía reducirse la cantidad de ruido desde su origen. Aquí aparece aplicado otro de los principios de Toyota: “los problemas deben atacarse en su origen, hay que buscar su causa raíz”, ya que reducir el ruido añadiendo masa al vehículo era tratar el problema superficialmente, la causa raíz del ruido y las vibraciones era el motor.

Pero no todo fue tan fácil, porque cuando el responsable planteó dicha solución a sus ingenieros, estos reaccionaron diciendo que era imposible, a pesar de que Toyota tenía los instrumentos más precisos para mecanizar motores en serie, decían que no serían capaces de reducir las tolerancias.

Una vez situados en este punto crítico del desarrollo, el responsable no se dio por vencido, y junto al encargado de la ingeniería de producción, decidieron que serían ellos mismos los que intentarían producir uno de esos motores de alta precisión manualmente. Este hecho refleja a la perfección el principio de: “genchi genbutsu, ve y mira por ti mismo para comprender la situación”. Una vez construido este motor artesanal, los ingenieros ya podían discutir sobre un objeto real en lugar de especular sobre su viabilidad basándose en argumentos teóricos.

Análogamente sucedió cuando se decidió mejorar la aerodinámica intentando reducir el coeficiente de fricción, fue el propio responsable del proyecto quien modeló físicamente un prototipo en arcilla, a partir del cual se pudo ir trabajando e ir consiguiendo mejoras.

Una vez alcanzados todos los objetivos planteados, el Lexus se sacó al mercado, siendo en el año 2002 el coche de lujo más vendido en EEUU.

Espero que os haya gustado, y os animo a que leáis el libro porque explica con la ayuda de ejemplos interesantes la filosofía Toyota, y cómo aplicar los conocimientos lean.

Iván Blay.

Fuente: “Las claves del éxito de Toyota: 14 principios de gestión del fabricante más grande del mundo” Jeffrey K. Liker.


1 comentario

Comments are closed.