Home » Sin categoría » Semana 5: Las ventajas del flujo pieza a pieza

Semana 5: Las ventajas del flujo pieza a pieza

Conseguir un flujo pieza a pieza en el que toda la planta funcione a ritmo de Takt es una de las principales características de una “empresa lean”. Por ello, en esta entrada del blog voy a hablaros sobre los beneficios que aporta el flujo pieza a pieza.

La primera ventaja es la fabricación de calidad. Cuando se trabaja en flujo cada operario actúa también como inspector de forma que cada fallo se detecta prácticamente de inmediato y es evaluado y corregido lo más rápido posible evitando que se arrastre el error a etapas posteriores. De esta forma se consiguen productos con una alta calidad.

Otra de las ventajas que se encuentra al trabajar en flujo pieza a pieza es la creación de flexibilidad. Resulta mucho más sencillo adaptarse a las necesidades del cliente y absorber las variaciones en su demanda cuando el lead time alcanzado es pequeño.

La productividad también se ve incrementada cuando se trabaja en una célula de flujo pieza a pieza. Es más sencillo detectar que operario está ocupado o cuál está ocioso, cuánto tiempo de valor añadido se tiene y cuánta gente haría falta para trabajar al ritmo deseado. Con todo esto se consigue aumentar la productividad de cada operario ya que los problemas “salen a la luz” y no se esconden como ocurre cuando se trabaja con la sobreproducción de piezas.

Además, el flujo pieza a pieza reduce la necesidad de grandes espacios en la planta para el almacenamiento y evita los espacios desperdiciados como ocurre cuando la planta está distribuida por departamentos.En una planta que trabaja en flujo todo está cerca, organizado y el espacio desperdiciado es prácticamente nulo.

La seguridad también se ve enormemente beneficiada de forma indirecta al trabajar pieza a pieza. Los lotes son mucho más pequeños y por tanto se evita la utilización de grandes equipos de manutención que son la principal causa de accidentes laborales en la mayor parte de las empresas.

Cuando se trabaja pieza a pieza cada trabajador realiza un elevado porcentaje de actividad de valor añadido lo que les permite ver de forma fácil los resultados de su trabajo en el producto final. Por este motivo, los trabajadores se sienten más motivados y satisfechos con las tareas realizadas en su puesto de trabajo lo que repercute directamente en su estado de ánimo y actitud.

Por último, como he comentado más arriba, el hecho de trabajar pieza a pieza hace que se reduzca notablemente la cantidad de inventario. Esto además de provocar una reducción en la necesidad de espacio también implica una reducción en costes y en riesgos de obsolencia y/o deterioro de producto.

Como conclusión os dejo dos imágenes que resumen de forma muy gráfica esta entrada.

Hasta la próxima.

Carla Campaña.

 

flujo_2 flujo_3

 

 

 

 

 

 

 

Fuente imágenes: http://leanroots.com/flujo.html

Fuente contenido: Las claves del éxito de TOYOTA. Jeffrey K. Liker