Home » Sin categoría » Entrada 4: Visión aplicada del FTT.

Entrada 4: Visión aplicada del FTT.

Esta entrada es continuación de la anterior donde se ha expuesto una visión general del FTT, siendo ahora el objetivo explicar cómo se ve aplicado dicho KPI en un entorno real.

Como ingeniero en prácticas en el departamento de calidad en una empresa dedicada a la producción de piezas metálicas, cuyos principales procesos son la estampación y la soldadura trataré de dar una breve explicación respecto a la metodología empleada para detectar piezas defectuosas en los procesos.

Uno de los objetivos marcados por la empresa es detectar aquellas piezas que no poseen la calidad requerida por el cliente lo más pronto posible, así no se le continua dando valor añadido a una pieza que puede ser que luego vaya a chatarra.

Para ello es necesario un control interno dentro de cada proceso y el seguimiento de unas instrucciones de control muy detalladas que persiguen que sean los propios operarios quienes realicen la validación. Dichos controles internos no se ejecutan sobre todas las piezas sino que se realiza un muestreo y dependiendo del proceso se establecen unos niveles para la frecuencia de control.

En caso de que aparezca alguna pieza defectuosa el responsable del proceso se ve obligado a retener el contenedor de la serie donde ha aparecido el fallo, así como también el contenedor anterior por precaución, pasando estos a un almacén de retenidos donde serán inspeccionados.

Sin embargo, para aquellas piezas que llevan poco tiempo fabricándose y por lo tanto se tiene un mayor desconocimiento sobre sus posibles modos de fallo, o en aquellas donde existe mayor posibilidad de que aparezcan defectos sí que se establece un control 100% de las referencias, este control se sitúa al final de la línea, previo al proceso de picking.

Con la información obtenida diariamente se realiza un reporte de aquellas referencias de las cuales han aparecido piezas no válidas, con el objetivo de tener constancia y así poder actuar lo más rápido posible intentando detectar cual ha sido la causa raíz que ha provocado los defectos en cada caso.

Además semanalmente se realizan reuniones entre todas las personas implicadas en el proceso con el fin de proponer soluciones para detener las fuentes de defectos, y también para analizar si puede resultar rentable realizar un retrabajo o es más factible deshacerse de las piezas destinándolas a chatarra.

Como conclusión decir que el FTT es un indicador que representa cómo de bien se realizan los procesos en una fábrica, es decir, refleja si los procesos son capaces de producir bien a la primera, lo cual nos evita importantes pérdidas económicas asociadas a considerar material como chatarra o afectando al flujo en caso de tener que hacer retrabajos.

Por último decir que hay que tener en mente siempre que es mucho menos grave un producto defectuoso en casa propia que en casa del cliente.

Iván Blay.

Espero que os sea de utilidad.

Hasta la próxima.