Home » Sin categoría » Semana 3: El valor añadido

Semana 3: El valor añadido

Buenos días. Voy a dedicar mi entrada de blog al concepto de valor añadido. A simple vista no parece tener gran complicación, pero es un tema que no se ha tocado demasiado y me gustaría analizarlo un poco más en profundidad. Además, en clase cuando se planteó la pregunta de si el pulido aportaba valor, hubo respuestas de todo tipo, por lo que creo que no estará de más aclarar el concepto.

En el mundo del Lean, las acciones que aportan valor añadido son las que buscamos maximizar constantemente reduciendo todo aquello que no lo aporte, es decir, los “desperdicios”. Para identificar estos desperdicios, el primer paso sería aclarar qué es lo que genera y no genera valor dentro del proceso. Ahora bien, ¿cómo identificamos las actividades que aportan valor añadido? Muy fácil, son aquellas que satisfacen directamente las expectativas del cliente y han de cumplir los tres siguientes requisitos:

  • El cliente reconoce el valor.
  • Cambia el ajuste, la forma o la función del producto.
  • Se hace bien a la primera.

Voy a poner como ejemplo algo cotidiano como ir a cortarnos el pelo. Si nos fijamos hay muchas actividades que componen el proceso. Para simplificarlo un poco, consideramos las siguientes: cubrir ropa cliente, humedecer pelo, encender maquinilla, cortar pelo, dejar maquinilla, coger tijeras, quitar pelos y barrer cabello. De todas estas actividades, el cliente sólo está pagando y reconociendo la acción de cortar el pelo. Es la actividad que añade valor. Si ponemos atención, observamos que se produce una transformación (del pelo) deseada por el cliente. Y por supuesto, que se realice correctamente a la primera es importante, pues si tuviésemos que volver porque el corte no ha sido satisfactorio, la primera vez no tendría valor (habría que rehacer). Por lo tanto, de todas las actividades que componen el proceso de un corte de pelo, el peluquero sólo está realizando una que añade valor ya que cumple con las condiciones expuestas anteriormente.