Home » Filosofía lean » Value Stream Mapping (VSM)

Value Stream Mapping (VSM)

Buenos días! Esta semana en clase hicimos una sesión de teoría + práctica sobre el Value Stream Mapping (VSM), y será de lo que tratará esta entrada.

EL VSM es un proceso que permite representar el camino seguido por un producto, desde que entra como materia prima hasta que sale como producto terminado. En ese camino se realizan sobre él una serie de procesos, y se transmite información entre ellos.

Esta representación permite diferenciar dos tipos actividades: las que añaden valor (para el cliente) y las que no. Las primeras son las encargadas de la transformación del producto según los requerimientos del cliente, mientras que las segundas consumen recursos pero no transforman el producto.

El problemaVA que tienen muchas empresas es que no distinguen fácilmente estos dos tipos de actividades, y se esfuerzan en optimizar las actividades que aportan valor, descuidando las otras. Pero reflexionando sobre ello, es mucho más conveniente reducir o eliminar aquellas que no agregan valor, ya que los margenes de mejora son mucho más elevados. Además, según la filosofía Lean, aquello que no agrega valor es desperdicio, y por tanto, hay que eliminarlo.

¿Qué permite el VSM?

En primer lugar, la principal ventaja del VSM es conocer cómo estamos ahora, saber cuál es realmente nuestro proceso, los flujos de información, los tiempos dedicados a cada actividad… Porque si no se sabe lo que hay, no podremos actuar sobre ello para mejorarlo y visualizar una situación futura.

Al ser una herramienta visual, permite que todo el mundo entienda fácilmente los problemas que se están detectando y se involucren en la mejora continua, teniendo como referencia el VSM con la situación inicial y a dónde se pretende llegar, creando una cultura de mejora en la organización.

 

¿Cómo implantar el VSM?

En primer lugar hay que definir un equipo multifuncional y un Champion. Tras reunirse, es importante que vayan a planta y participen activamente apuntando todo lo detecten visualmente, por muy absurdo que pueda parecer en un principio, ya habrá tiempo de seleccionar lo más importante cuando se tenga toda la información. Después hay que revisar las propuestas realizadas sobre mejora continua.

Una vez hecho esto, hay que decidir el producto o familia de productos sobre los cuales crear el VSM. Para ello, hay que tener en cuenta que debe ser un producto de los principales de la empresa, con un volumen de ventas importante y que se vaya a seguir fabricando un largo tiempo.

Cuando se ha decidido en qué se va a trabajar, hay que recoger toda la información sobre el producto. De nuevo, es muy importante volver a planta, cronómetro en mano, e ir determinando tiempos y el camino seguido. Conviene comenzar por el producto terminado e ir avanzando hacia la materia prima, ya que así es más fácil detectar los cuellos de botella y no te adelanta la producción. Con estos datos, se podrán calcular diversos indicadores como el OEE, FTT, productividad, etc.

 

¿Cómo dibujar el VSM?

En la parte superior derecha de la hoja, se encuentra el cliente, y en la parte superior izquierda el proveedor, ambos representados por una caja con dientes en la parte superior.

En la parte inferior de la hoja estará el camino que sigue nuestro producto. Por un lado, los procesos se representan como cuadrados, con el nombre de la operación y tiempos o indicadores relacionados con dicha operación.  Mediante triángulos se representan los almacenes controlados, y los incontrolados con una especie de lápida. Los movimientos de materiales se representan con flechas con cuerpo, distinguiendo los movimientos PUSH (Flecha con rayas) de los movimientos PULL (Flecha sin rayar).

La información se representa con flechas simples, y se distingue la información que involucra personas (flecha recta) de la electrónica (flecha con zigzag).

En la parte central se representa un cuadro que será el centro de la información, indicando la frecuencia de esas comunicaciones.

En la siguiente imagen se muestra un ejemplo de un VSM:

vsm-present-state

 

Por último, explicar la línea de la parte inferior: la línea de tiempo. Es una línea que mide los tiempos de las operaciones y del producto almacenado. Además, se representa si una actividad agrega valor o no, según si baja o sube dicha línea.

Con esto, quedaría completado el VSM y es el momento real de empezar a trabajar. Conviene analizarlo y detallar planes de acción para conseguir mejorar todos los aspectos que se vayan detectando, tanto del propio proceso como de flujos de información inadecuados.

Para terminar, os dejo un vídeo sobre el VSM para completar esta información.

 

Hasta pronto!

(Fuentes: Apuntes de la asignatura de Lean Manufacturing, http://www.breezetree.com/value-stream-mapping.htm, https://www.youtube.com/watch?v=gg5u9kn0Bzo )